lunes, 1 de junio de 2009

Sexualidad femenina

Resulta llamativo que las mujeres desconozcamos tanto acerca de nuestro genitales, sobre todo si nos comparamos con los hombres y la relación que llevan con sus genitales. No creo que sea por lo dicen por ahí: "Es que tienen todo para adentro", creo que es por algo más.

Históricamente las mujeres hemos sido un objeto de propiedad de la familia y los hombres, se tomaron decisiones por nosotras y se cometieron infinidad de abusos, sustentados por la ignorancia y la sumisión de la que fuimos presas. En la antigüedad el adulterio no era un pecado moral, sino un delito de uso de la propiedad ajena, la del esposo. Curioso, ¿no?

Los griegos nos concebían como a una pertenencia, los romanos consideraban la esterilidad motivo de divorcio, la Iglesia Católica nos consideró la amenaza para la salvación del hombre (muy bien descripto en La Sagrada Biblia). El mismo San Agustín, luego de unirse a la Iglesia, sintió culpa y asco por sus deseos sexuales escribiendo pensamientos como que no conocía nada que hiciera descender la mente masculina de las alturas más que las caricias femeninas y la unión de los cuerpos. La procreación con tales «tentadoras» debía realizarse mediante un acto sexual carente de pasión y con un único objetivo.

Lejos de los conceptos de las religiones asiáticas, la Iglesia Católica acunó inventos como el cinturón de castidad en la época medieval, mediante el cual los esposos cerraban sus "propiedades privadas".

Tras la llegada de los colonizadores, esta es la leche que amamantó a nuestro querido Occidente, que presentaba naturalmente relaciones prematrimoniales, homosexualidad y poligamia entre nuestros antepasados aborígenes. Hope Ashby, terapeuta y especialista en sexualidad entre culturas distintas, dice que después de que los colonos empezaran a violar a mujeres indias, los nativos americanos fueron quienes promulgaron leyes para prohibir tal comportamiento violento. (Mundo Mujer)

Como es natural, a los hombres se los consideraba más racionales y capaces de controlar sus pasiones que a las mujeres, a quienes los pastores reprendían por vestir de forma indebida y tentar a los hombres. Así nuestra identidad sexual se vio maltratada, humillada y anulada. Como algo sucio e impuro que solamente provoca desgracias.Y de allí en adelante el carecer de deseo sexual hablaba muy bien de una mujer.

Así llegó a nosotras la insatisfacción sexual.

La sexualidad era algo malo, para eso estaban las prostitutas, y como la histeria (nombre dado a la insatisfacción sexual) de las mujeres casadas no dejaba de avanzar, los médicos estudiaron a esta “enfermedad” y hallaron la solución… Masajear los clítoris de las señoras hasta que alcanzaran el orgasmo y pudieran regresar a sus casas contentas y tranquilas a atender a sus esposos e hijos. Claro, en ese momento no se hablaba de orgasmo sino de "paroxismo histérico".
Al no haber penetración vaginal, esta práctica médica estaba socialmente aceptada.

El vibrador, fue inventado para tal motivo en 1880 porun médico británico Joseph Mortimer Granville, con el fin de que este masaje terapéutico fuera más sencillo, pero ni se imaginaba en que iba a terminar siendo el quinto artículo para el hogar en volverse eléctrico. (Revista Maxim)

Hasta que llegó Sigmund, y rompió con todos los esquemas empuñando su teoría de que el sexo es la fuerza natural primaria de la vida. Podemos estar de acuerdo o no con algunas de sus teorías, pero vale destacar el gran cambio al que dio lugar.
Sexualita.

12 comentarios:

  1. Me gusta como has narrado esta evolución de la sexualidd.

    ¡Daria para mucho...!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante tu entrada.
    Besos y amor
    je.

    ResponderEliminar
  3. Ese es el peso histórico que cargan muchas mujeres...

    Afortunadamente existe la llamada "evolución", la mujer se emancipa y se le da autorización de disfrutar del placer...

    Lástima que aún existen culturas en que se mantienen los conceptos como: supresión del placer femenino, mujer-objeto de tentación, mujer-objeto-propiedad, sexo solo por porcrear... etc.

    Me alegro de ser evolucionada!

    ResponderEliminar
  4. La sociedad está llena de clichés y seguirá siendo machista, lamentablemente, a pesar de los avances, que creo que se han dado en este sentido, en algunas sociedades, claro está. Mirar hacia el mundo islámico es como mirar en un abismo, en pleno siglo XXI
    Besix

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno tu escrito...y cuanta razon tenes...
    Me paso a mi...me consuela que a mis hijas le enseñe la libertad de la mujer para con el sexo(no libertinaje)

    ResponderEliminar
  6. Muy buena e interesante publicación, con datos que no conocía, y como dice el primer comentario, daría para mas.
    De cualquier manera me quedé pensando en la expresión que usa GLA: "libertinaje"... me fui a buscarla al diccionario, donde recorriendolo de una a otra palabra, llegué a que libertinaje viene de libertino, que es el hijo de Libero, palabra que significa: LIBRE.

    En definitiva, sexualidad libre, propia, disfrutada, natural, vital, libre de penas o pecados, suelta, insubordinada,libre de ser vivida sin censuras ni prejuicios.
    Sexualidad responsable, con los cuidados que requiere para cuidar la salud del otro y la propia.
    Dejar ser, dejar hacer...

    ResponderEliminar
  7. de todos modos, todas esas reflexiones tienen demasiado en cuenta la opinión del machista. la verdadera liberación será cuando la opinión del machista no salga de su caverna porque nadie se pare a escucharla. no sólo será una liberación para la mujer, también para los hombres (los otros).

    ResponderEliminar
  8. tu entrada es muy interesante, lo del cinturón de castidad...para higiene no veas....cosas del pasado.
    esperemos que los hombres de hoy no crean que somos su posesión particular, aunque alguno....
    un beso

    ResponderEliminar
  9. Buen post, muy interesante!
    Sin mas que decir que es hora de explorar, lo pasado ya fué..
    Salud!

    ResponderEliminar
  10. Hola Mai,

    Perdón por la ausencia, en mi ultimo post está explicada la razón.

    Vaya que has escrito mucho eh, te felicito por la dedicación al blog y los interesantes temas que expones, ahora mismo leo todos los artículos :)

    Relativo al tema de este post, excelente relato de la evolución de la sexualidad femenina, ciertamente se ha avanzado mucho en su estudio y comprensión, sin embargo es indignante que en pleno siglo XXI aun existan practicas como la infibulación, una verdadera brutalidad!, no me cabe en la cabeza como puede seguir pasando esto, ojala mas gente tuviera acceso a educación sexual, o al menos, al sentido común.

    Saludos,

    H.S.

    ResponderEliminar
  11. Hola Mai, que gusto más grato haberte conocido. Coincidamos alguna vez en el mess de windows live. Gracias por tus palabras dejadas en mi blog.
    El título del mismo, lejos de ser una suerte de muerte en vida, tiene por el contrario la mística que necesita la vida para seguir. No cre que mi posición sea "por la muerte", sino más bien por una vida bien vivida. ¿No crees?
    Bueno un beso y espero verte más seguido por esos lares. Un beso grande para tí

    ResponderEliminar
  12. Interesante tu entrada... afortunadamente, quiero pensar que ya formamos parte de las mujeres evolucionadas. Algunas cosas del pasado no consigo entenderlas o tal vez aceptarlas. Y con los años tengo claro que la sexualidad es igual para ambos sexos.

    Me ha resultado placentero visitarte... volveré.. muchos besos...

    ResponderEliminar

Me acarician...