domingo, 28 de junio de 2009

Del dicho al hecho


En una fusión inevitable ella y yo hoy somos una y descubro que sus deseos no son mas que lo que hay detrás de esa puerta bajo llave en un rincón de mi alma. Soy yo la que desea el descontrolado mundo que ella cuenta, ser sentir sin censura y no por eso avergonzarme. ¿Que mujer no ha soñado con la libertad de brindarle vida a cada una de sus fantasías? Tengo cuarenta y dos años, me siento viva, y quiero sexo! ¿Como no reconocerlo? Harta de mis manos, de mis juegos, de mis variadas formas de saciarme y sin embargo atrapada en el silencio a medias tras un personaje dibujado con todo aquello que ignoro mio. ¿Con que se mide la moral si no con la voluntad de ser correcto? y ¿donde esta el pecado de saciar el cuerpo como se sacia el alma? No es mas puta aquella que regala su cuerpo por puro deleite que aquella que permanece por el que dirán. o simplemente por una ficticia estabilidad o quizás una tarjeta de crédito sin culpa por que el que la paga es el marido. ¿Cuál es el miedo a liberarse y hacer lo que nos viene en ganas? Si señor, quiero sexo sin tabú, sin recelos, sin medida… vivir cada una de mis quimeras y dejar la culpa en el camino. En definitiva, hacer en vez de tanto imaginar… eso si... del dicho al hecho siempre hay un largo trecho, así que lo mejor será ponerse a caminar.

20 comentarios:

  1. te entiendo perfectamente, y creo que tienes razón en todo cuanto dices y pide
    un beso

    ResponderEliminar
  2. genial todo lo revindicas!!!!!!!besos gordos pa ti

    ResponderEliminar
  3. Que bonito ver mis palabras dando vueltas y mas vueltas... es un gran halago.
    Gracias y hasta pronto.

    ResponderEliminar
  4. En realidad, si habia pasado por acá. Pero, es siempre un placer volver a pasar.

    te dejo un beso y feliz vote.
    juank

    ResponderEliminar
  5. Siempre es un placer venir a visitarte y encontrarme con deliciosas entradas como esta,amiga.

    Por cierto: enormes gracias por tu comentario, amiga, conseguiste emocionarme.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Jo, qué bien lo escribes y describes.....

    ResponderEliminar
  7. Esta genial lo que has escrito mas de ti que de lirio je je je
    besos y amor
    je

    ResponderEliminar
  8. Recapitulación de principios en una prosa poética, limpia, sincera, sin tapujos...¿A quien ofende quien en la intimidad decide con su cuerpo...? A nadie,... lo que yo hago no lo sabrán otros... es mi intimidad que a nadie le interesa. Solo quien comparte mi felicidad sabrá de lo que soy capaz...después la felicidad la da el silencio....enhorabuena....azpeitia

    ResponderEliminar
  9. Efectivamente, en una más de las innumerables rarezas del ser humano, el sexo se ha considerado tabú durante largo tiempo (al menos, en nuestra cultura). Ya no es así, por fortuna, pero dentro de mucha gente, ciertas rejas autoimpuestas, ciertos atavismos heredados subconscientemente, aún bloquean esa libre emotividad. Y es que a veces, como dice la canción, uno es su peor enemigo.

    ResponderEliminar
  10. de acuerdo, a veces el querer ser correctos reivindicando la moralidad, nos impide saciar plenamente nuestro cuerpo...por otro lado te digo que el hecho de que una mujer hable así de abiertamente como vos, me encanta y me excita, creo que muchas mujeres deberían experimentar con escribir, hablar, etc. para desnudar sus impulsos sexuales...así, sin duda, seríamos más felices y dejaríamos de lado absurdas inseguridades.

    ResponderEliminar
  11. Mi aplauso ruidoso a este post, querida amiga.

    Suscribo todas y cada una de tus afirmaciones.

    Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  12. ...es cierto que del dicho al hecho no siempre va acorde, de ahi que muchas veces se llevan grandes frustaciones...

    Desde mis HORAS ROTAS,
    y AULA DE PAZ
    un afectuoso abrazo y
    cariño compartido
    siempre desde el alma
    saludos
    de amistad:
    ---Jose Ramon---

    ResponderEliminar
  13. Siento no haber entrado antes en tu otro blog, Mai, es decir, en éste en que ahora me encuentro. Pero aquí estoy.

    Y me alegro considerablemente, vista la eternidad de tus palabras y la sensualidad de tus escritos.
    Yo también me inclino a pensar eso que dices de "dónde está el pecado de saciar el cuerpo como se sacia el alma".
    ¿Acaso el alma debe ser siempre la que lleve mejor parte en esta existencia de dualidades?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Por cierto, agradezco el enlace que haces a Contrapoeticam.
    Hago lo propio allí.

    ResponderEliminar
  15. Porque una cosa es amor y otra muy diferente sexo. Y a veces no se dan las dos cosas a la vez. Es muy legítimo ser libre desde el punto de vista sexual. Cada uno es dueño de sus deseos. Cada uno es libre de saciar su sed como le venga en gana. No hay que dar explicaciones a nadie.

    ResponderEliminar
  16. Clarito lo tienes.
    Ya sabes que has de hacer.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. tienes mucha razón, el camino se hace al andar, pero si no hay predisposición y ánimo, no se llega muy lejos.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Declaración de intenciones en toda regla...jeje Pues a caminar...a encontrarse con uno mismo, y con el sexo claro
    Besix

    ResponderEliminar
  19. cuando el lunes lo lei, me parecio como si hubieras leidos mis pensamientos, porque reprimirse a tener sexo, porque guardar secretos deseos inconfesables, NOOOOOO!!!! la sinceridad tiene que ver con lo que quieres y deseas, asi que vamos con todo!!!!!

    ResponderEliminar

Me acarician...