miércoles, 3 de junio de 2009

Todos...

Todos los excesos de mi vida vienen a buscarme
Algunos me reclaman el haberme ido
Otros piden más
Como negarme?
En mi cuerpo la señal de algunos de ellos
No para bien...
Me río
Pero en el alma todas las señales están donde deben estar
Todos los besos...
Y los abrazos
Y los licores
Las trasnochadas
Los odios
Y los amores
Todos...
Todos me vienen a buscar
Supongo que no les gusta verme envejecer


Ladeayer

5 comentarios:

  1. Todo tiene su ritmo.
    bello
    besitos y amor
    je

    ResponderEliminar
  2. Aixsss... Los excesos... ¿Por qué no nos dejarán en paz aunque cumplamos edad?
    Bonito poema, si señor jejeje...
    Mil besitos,
    Julia

    ResponderEliminar
  3. ...o talvez es solo un encuentro ocasional con ellos...

    un obligado paso hacia atras... para dar dos hacia adelante

    muy bello...

    ResponderEliminar
  4. Si envejecer significara ser y verse como vos, no importa que me pase. Vine y me quedo

    Besos belleza.

    ResponderEliminar
  5. De vez en cuando podemos darnos el gustito de algún exceso... no tan seguido como antes...jaja
    Pero en materia de abrazos y besos nunca es suficiente... que no terminen nunca... es lo que más se extraña cuando faltan...

    ResponderEliminar

Me acarician...