miércoles, 13 de enero de 2010

Escapada romántica… y el tiempo.


Acomodar los niños, poner cara de nada y explicarle al ex esposo (que, pobrecito… todavía ama)… que una se va, por ahí. No recuerdo la mentira, pero si él está por la de creérselas… qué le vamos a hacer.

Ponemos el auto en condiciones, ya saben… nafta, filtro, documentos, revisiones varias (detestables para mì!) y salimos, un fin de semana para nosotros, una prometida escapada romántica que por fin se dio.

Viernes 5 de la mañana. Queremos sol, mar… AIRE! y allá vamos. Cinco kilómetros antes del destino… llueve. Llueve toda la noche. Sábado… igual. Románticos y en el hotel… no está mal, pero después del tercero ya lo querés del otro lado de la ventana, mirarlo desde arriba o lo que sea! Sólo su perfume te provoca provechito… ¡No querés más! Una cosa es el amor y otra el empacho… ¿no?

A meterse la cámara fotográfica y filmadora en alguna parte… dos fotos desde la ventana del hotel fue suficiente, el paisaje nunca cambió.

Lúcidos y precavidos, no pensábamos conectarnos a Internet, pero llevamos las Notebook, y los dos el mismo modem, del mismo servidor… será posible!... En el lugar tenía señal débil, o sea, funcionaba de a ratos… la suya, la mía No… ¡me cacho!

Yo leía mientras él hacía algo en la pc, se conectaba con su gente, coqueteaba con alguna “amiga” de esas que se matan por saludarlo cuando entra a msn… Reía como loco y hasta me contagiaba. Pasada una hora o más deslizo un: “¿me dejás conectarme un ratito?”. Justo se cayó la conexión… y no volvió más.

Salimos, llovía como la última vez… ¿cine?... No, encerrados NO. ¿Caminar? Imposible, era el diluvio… solo faltaba el Arca. No conocíamos el lugar, nos deliramos en “al menos conocer” y… entró agua en el auto. ¿Comer?... tomamos 318 cafés cada uno, y toneladas de chocolate… No, paso.

Domingo seis de la tarde estaba planeado el regreso… media hora antes comenzó a asomar tímidamente el sol. Llegamos a casa, un enchastre todo. Las ojeras por el piso de tanto “entretenernos”… A la cama y a dormir.

Lunes 7 de la mañana, abro la puerta para ir a trabajar… un SOL radiante como lrcdsm… Un calor que derretía el amor más puro… pueden creer?? ¡Qué cosas!

9 comentarios:

  1. Al menos...¿lo gozaste?
    A veces pasa...lo mejor es no planear mucho y seguir el instinto...

    ResponderEliminar
  2. Linda entrada.
    Coincido con gla.

    Besos...!

    ResponderEliminar
  3. Vamos por partes, que es eso de que sólo su perfume te provoca provechito .... ?????
    y llevar la notebook a un fin de semana romántico a quién se le ocurre .... ????
    Es cierto que quizás el clima no colaboró en lo planeado de antemano, pero a veces hay que saber improvisar.
    Después de todo lo importante no es si había sol o lluvia sino el estar juntos, compartiendo el momento.
    Ojala yo pudiera tener esa posiblidad, te aseguro que en lo que menos pensaría es en el clima.


    Besooooooosssssss !!!!!!!!!! ♥

    ResponderEliminar
  4. Bueno ya dice el refran, que no siempre llueve a gusto de todos. Aún así esa lluvia, os creara una primavera de flores y horizontes azules.
    Un Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Empacho?????????????
    No sabía que provocaba empacho
    Se ve que ando viejo para algunas cosas..........

    ResponderEliminar
  6. Parece que algunas tiran muchas redes...para poder pescar algo para pasar el fin de semana...con la panza llena...

    Algo para reflexionar
    La Zorra y la Máscara

    Cierto día una simpática zorra aprovechó el descuido del sereno y se introdujo en un teatro. Despues de recorrer la Sala y el escenario, se dirigió a los camarines. Continuó su paseo y entró en uno de los vestuarios que alguien había olvidado cerrar con llave. comenzó a hurgar en los vestidos y accesorios. En eso estaba cuando encontró una máscara artísticamente trabajada. La tomó entre sus patas, la examinó con cuidado y exclamó: ¡hermosa cabeza, peso sin seso!
    Moraleja: no todo es la belleza exterior. El hombre debe tener inteligencia, espíritu y personalidad para ser completo.
    Esopo

    ResponderEliminar
  7. Joooo!!!!!!!!! pasan, se que pasan!!!! abrazos mi querida amiga!

    ResponderEliminar
  8. Pues yo te acaricio con una felicitación por esta entrada tan bonita y bella. Con esas gotas de lluvia enmarcando todo, si es que parece que el sol abre caminos y las lluvia los cierra.
    Qué complicadas son a veces las escapadas, my lady.
    Un beso grande y un hasta pronto.
    LADY JONES

    ResponderEliminar
  9. Me encanta tu entrada.... pues yo estoy de acuerdo contigo, puede llegar a empachar... pero también es cierto, que se pueden improvisar muchas cosas bajo la lluvia...

    Besitos desde un sitio donde no para de llover... jejeje

    ResponderEliminar

Me acarician...