martes, 5 de enero de 2010

Cuando el estrés se mete en la cama



Cada vez más, el estrés se cuela entre las sábanas. Los sexólogos explican que para el organismo no es gratuito recibir constantemente más responsabilidad y sumar tensión. "El ritmo de vida afecta profundamente la sexualidad", dice el psicoterapeuta y sexólogo León Gindin, que desde los 80' empezó a detectar un aumento de trastornos sexuales a causa de las preocupaciones cotidianas.

Su colega Amado Bechara, desde su consultorio, señala contundente: "El estrés trastorna el deseo". Y apunta sus cifras: "Entre el 30 y el 40% de la población mundial padece fracaso de la respuesta sexual". En general, este fracaso se vincula en el varón con eyaculación precoz o disfunción eréctil (impotencia); en la mujer, en cambio, se manifiesta en trastornos en el deseo o la excitación, dolor en la penetración o anorgasmia (ausencia o insuficiencia de orgasmo sexual).

Las cifras del último año revelan un incremento del 30% de las consultas por disfunciones sexuales en centros privados; en hospitales públicos los pacientes que se acercan por esta problemática superaron en un 15% los de 2008.

En los consultorios, los pacientes prefieren el anonimato. Desconfían de las cámaras. Las quieren lejos y, cuando las ven pasar, agachan la cabeza, miran al piso y parecen seguir dándole vueltas a lo suyo.

En la calle, en cambio, la gente sí arriesga una respuesta respecto de la crisis del deseo. En general hablan de una rutina que no favorece el placer, no invita a la intimidad. "Llego a casa y lo que quiero es descansar", se sincera, en plena calle Florida, un joven de poco más de 30 años. Cuenta que reserva las fuerzas que le quedan luego de su día de trabajo para jugar un rato con su hijo de un año y de ahí a la cama a dormir.

Soluciones . Los sexólogos explican que para los problemas de disfunción sexual hay diferentes tratamientos: medicamentosos (entre los que se encuentran el viagra y el recientemente desarrollado ¿viagra femenino? ), psicoterapéuticos o de aprendizaje, sobre todo cuando se trata de eyaculación precoz. "Del consultorio se van con tarea para el hogar", comenta Gindin, y promete que "haciendo los deberes" en tres meses se puede curar la eyaculación precoz.

Informe periodístico de Verónica Dema y Sebastián Ríos

13 comentarios:

  1. Con lo bien que va una buena sesión de sexo para el estrés... Y van y se duermen.Ains, qué penita, jajajajaja.

    ResponderEliminar
  2. Buen informe Mai...
    Si.. creo que es totalmente cierto... llegamos a casa cansados y el cansancio mata el deseo...obvio que pasa en algunos dias quizas las los viernes cuando el cansancio llega al limite.. pero de ahi a necesitar una medicación..-. no creo... creo que descansar y tener una vida mas tranquila es la solución.. es simple!!!
    Mil besos cielo, llenos de luz para ti!!!

    ResponderEliminar
  3. La solución es facil y esta en nuestra mano.
    Debemos impedir que el materialismo de nuestras vidas nos ahogue.
    La vida en pareja depende solo de nosotros, hemos de comprarnos un coche mas pequeño, un piso mas pequeño, dejarnos de querer todo lo que nos bombardea la caja tonta y reducir nuestros horarios de trabajo....y dedicarnos tiempo mutuamente.

    ResponderEliminar
  4. Holaaaaa Menda, SOL, Butterfly (ahora te visito.¡Bienvenida! )... Gracias por pasar. Besotes.

    Pego acá el mensaje que escribí en el otro post al llegar:

    Hola a todas y todos... ¡FELIZ 2010!... Mi semi-ausencia se debió a qué viajé a despedir el viejo y esperar el nuevo año con mi familia, somos muchos... necesitaba los mimos y abrazos de madre, hermanos, sobrinos, tíos, primos y la verdad... no me quedaba tiempo para la web!!!... Estuvimos todos en un pueblito pequeño, entre sierras y cañadones... a veces no había señal para móviles y menos internet!

    En breve me pongo al día visitándolos... no dejen de pasar por http://lennylibros.blogspot.com. Un nuevo espacio que construimos entre todos y donde tengo el honor, a través de ustedes de presentar a escritoras/es de lujo!!!... Hoy hay un aporte de Cayetano quien nos presenta a Rosa Cáceres... y el Banner cabecera aporte de Barullo... ¡No se lo pierdan!

    Gracias y besazos!

    ResponderEliminar
  5. A todos nos ha pasado alguna vez, lo bueno es desconectar la cama del trabajo. Feliz aquel que lo consigue.

    Besos...!

    ResponderEliminar
  6. Leer y caminar desprenden al alma, del pegamento del día o del estres.
    Un Saludo

    ResponderEliminar
  7. el trabajo y el estres ya no nos deja disfrutar de lo escencial, la piel queda desdibujada tras horarios, obligaciones y pagos, el ocio suele generar buenos amantes...

    ResponderEliminar
  8. Realmente penoso que el ritmo de vida que llevamos se meta también en nuestra cama. Pero por desgracia así es; muchas veces uno desea más descansar, que hacer el amor. Con lo relajadito y a gustito que se queda uno después... pero bueno, supongo que lo que realmente da pereza es empezar.

    Me alegro mucho de que disfrutases de estas fiestas en familia, pues sentirse querido y arropado por ella es una de las mejores cosas de este mundo.

    Besitos miles cielo,
    Julia

    ResponderEliminar
  9. Hola la nueva te visita!!!!!!!! si por desgracia en la sociedad que vivimos donde vamos a todos los sitios corriendo pasa esto... es importante dedicarle tiempo de placer a la pareja... tanto sexual como no sexual, porque a veces nos olvidamos incluso de la parte no sexual...

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. me imgine lo mismo que menda!!! jejeje... mai.. que bueno leerte ene ste espacio tambien!!! te quiero mucho amiga!

    ResponderEliminar
  11. Si.
    Mucho estrés y poco amor.
    Que mal vamos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Hola guapa, aqui te dejo un saludo y buenos deseos para ti en el dia de reyes.

    Que tengas una feliz semana
    un beso
    RMC

    ResponderEliminar
  13. No es que sea poco seria (¡o sí!)pero tengo por costumbre asociar los apellidos con las profesiones... Este sexólogo... ¿Tenía que llamarse "gindín"???? Jajajajajaja

    ResponderEliminar

Me acarician...