miércoles, 29 de julio de 2009

Bisexualidad femenina. La fantasía de los hombres.

Los hombres se sienten atraídos por las mujeres que gustan de mujeres. Después de todo, si su chica se interesa por otras mujeres, podría decirse que ambos tienen un interés en común. ¿Qué puede ser mejor?Además, usted podría ayudarla a conseguir a alguna amiga y de paso sacar provecho de la situación.Destilar las emociones y las cargas hacen del sexo un ejercicio puramente divertido. De todas formas, estos elementos estarán siempre ahí, debajo de la piel, esperando el momento para emerger y complicar las cosas.

Como la tormenta perfecta, los encuentros bisexuales pueden traer la combinación exacta de circunstancias que compliquen lo que siempre fue tranquilo y placentero para el heterosexual.

Así que antes de jugar en el campo de las fantasías hechas realidad, sería prudente que adquiera algunos conocimientos...

Grados de bisexualidad

En primer lugar, debemos ser claros a la hora de definir el término "bisexual". Si vio la película "Kinsey", usted conoce sobre el trabajo de Alfred Kinsey, un científico pionero en sexualidad humana.

Kinsey sostenía que la sexualidad podía ser precisada a lo largo de un espectro variable, en lugar de promulgar las tres sexualidades clásicas: heterosexual, homosexual y bisexual.

Para representar su espectro, desarrolló su propia escala. Ésta va del 0 al 6, siendo el 0 la persona completamente heterosexual y el 6 la persona absolutamente homosexual.

Según una muestra de la población de Estados Unidos, en la que se utilizó la escala, existen menos personas que marquen 0 o 6, que de las que se encuentran en los grados intermedios. A esta demarcación se la denomina como "el área de la bisexualidad".

Pero no se desespere. Nadie está diciendo que la mayoría de las mujeres tengan o hayan tenido alguna vez relaciones lésbicas. Ni usted homosexuales.

Cabe señalar que las acciones previas de las personas no determinan absolutamente su sexualidad. Su sexualidad también depende de las fantasías que tengan.

Muchas mujeres (y hombres también) no se animan a realizar sus fantasías homosexuales, aunque el deseo permanece latente. Al preguntarles, estas personas contestan que no han tenido la oportunidad de concretar sus fantasías.

Sin embargo, lo cierto es que cada uno se crea sus propias oportunidades y vence sus propios miedos.

¿Cuál es su lugar en la escala?

Lo más importante acerca de la escala de Kinsey es recordar que indica que existen diferentes grados de bisexualidad. ¿A esa mujer le atraen los hombres y las mujeres por igual? Entonces es un 3 en la escala de Kinsey.

Por otra parte, si sólo busca una relación homosexual para satisfacer su curiosidad es un 1 o un 2 en la escala. Muchas mujeres son, como la industria porno las ha definido, curiosas de la bisexualidad.

Son humanas y sexuales, y pueden ver el atractivo en su mismo sexo (aunque no necesariamente quieran acostarse con una).

En algunos casos, la bisexualidad puede ser una fase emocional experimental para las mujeres. Para algunas señoritas, cuestionar su sexualidad es parte del proceso de maduración sexual.

Entonces la pregunta es: ¿Alguna vez, actuó según el dictado de sus deseos o curiosidades sexuales? ¿Qué tan importantes son? No existen respuestas concisas, debido a que la escala de Kinsey se sirve de las aproximaciones.

Pero píenselo de esta manera: una mujer con poca experiencia sexual, que fantasía con otras mujeres todo el tiempo, es probablemente más bisexual que la liberada, y experimentada, que ya ha tenido una relación lésbica.

Por supuesto, que mientras más encuentros sexuales tenga con personas de su sexo, mayor será el indicador de bisexualidad.

Un encuentro puede ser planeado para satisfacer la curiosidad, pero la repetición del mismo sugiere una preferencia sexual más profunda.

Por lo tanto, a fines prácticos (porque simplemente las etiquetas terminan encasillando a la gente en lugar de ubicarlos en algún escalón del espectro), se dice que quien haya tenido reiterados encuentros sexuales con más de una mujer es, normalmente, bisexual.

Eso sería lo mismo que decir que está más cerca del medio de la escala de Kinsey que del cero. Asimismo, si una vez tuvo una relación con otra mujer y no está deseando repetir la experiencia, probablemente se encuentra más cerca del cero de lo que usted cree.

Fuente: En Plenitud

20 comentarios:

  1. Se dice que el principal órgano sexual de hombres y mujeres es la cabeza, el cerebro. Y con él se construye un mundo de apetencias, fantasías, relaciones, deseos, experiencias... ilimitado. Con el nacimiento de las sociedades civiles o laicas y el derrumbe de los sistemas políticos con control religioso, el sentido del pecado y su paralelo sentimiento de culpa se va arrinconando y la libertad se va adueñando de las relaciones humanas. Así hay heterosexuales, homosexuales, bisexuales... dando lugar a todo tipo de combinaciones sin que nadie se sienta por ello culpable de nada.
    Luego están los enfermos, pederastas, reprimidos, rijosos y salidos, algunos de ellos religiosos "follaniños", que nos dicen a los demás lo que está bien y lo que no. ¡Hasta ahí podíamos llegar!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo cientos de fantasías sexuales, muchas sin llevarlas a la práctica, pero jamás, jamás, he tenido el deseo de experimentar con alguien de mi mismo sexo.
    Tengo bellas amigas, por dentro y por fuera, con posibilidad de probar si deseo. Pero nada, no es lo mío.
    Seré algún bicho raro???
    e-Mar

    ResponderEliminar
  3. Ah! Me encantó como siempre el artículo. Todos los días se aprende algo, pero me dejó con un interrogante que me preocupa. ¿Y si mi pareja tuviese esa fantasía sexual?. Creo que no querría saberlo. Respeto mucho a los homosexuales, pero acostarme con un hombre que desee a alguien de su mismo sexo, me parece igual de...no encuentro la palabra. El caso es que tampoco lo haría con un gay.
    e-MAR

    ResponderEliminar
  4. Bonito el retorno, fantasías de mas de uno, pero
    de una también vaya!!!!


    Abrazos....

    ResponderEliminar
  5. Bueno, yo creo que es generalizada la fantasía bisexual femenina. No tanto así la masculina, y no me refiero a posibles casos de "represión".
    No conozco muy bien el motivo de la tendencia bisexual femenina, creo que tiene que ver con cuestiones de la infancia con la madre. Pero sí conozco bien el deseo masculino de compartir esa bisexualidad femenina, y creo, tiene que ver con la posibilidad para el hombre, de compartir con la mujer querida su propia esencia poligámica.

    ResponderEliminar
  6. Niña. Muy interesante. gracias
    besitos y amor
    je

    ResponderEliminar
  7. Yo con una tía, ni 'jarta ron'...........

    ResponderEliminar
  8. jajajajajaja,,, siento un dedo en la llaga... jajajajajaja

    Pero no, paso, tres son multitud.

    un beso
    juank

    ResponderEliminar
  9. definitivamente ......soy lesbiano, coincido en pleno con estas chicas, ami tambien me gustan un beso nera...

    ResponderEliminar
  10. pues la verdad no sé. el tema es interesante, pero nunca me he sentido atraída por otra mujer.
    un beso

    ResponderEliminar
  11. Siempre se aprende leyendote.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. No existe fantasía sin represión. Ahora que estamos dejando atrás la represión y los tabúes frente a la bisexualidad y el lesbianismo, ¿a qué fantasía migraremos?

    Besos negris

    ResponderEliminar
  13. Puf, otro día de esos en que no sabe uno qué comentar. Esa fantasía no la he tenido nunca. ¿Me estaré volviendo aburrido?

    ResponderEliminar
  14. Yo lo que creo que desea el hombre es una mujer polifacética. Hay momentos que quieren una tigresa y otros desean que sea un animalito más dócil. Les gustan con cierto aire masculino,pero que nunca pierdan su lado sexy. O no caballeros???
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Creo que los hombres siempre tienen fantasias MAI pero no nos quedemos atras, las mujeres muchas veces las tenemos solo que quizas no las comentamos!!!
    Besos cielo, buen texto, siempre se aprende contigo algo nuevo o mejor dicho algo que no todos publican, es un blog original y eso me gusta!!!
    Besos llenos de luz cielo, buen fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  16. Lo que estoy aprendiendo aquí!!!

    Muy interesante y esclarecedor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Hola!
    Interesante, au}nque no se hasta donde.-
    Recuerdo una charla al respecto, con la participación de mujeres y hombres, donde étas afirmaban que todas, durante la pubertad, buscan o por lo menos fantasían con éste tipo de relaciones.-
    Los hombres, en cambio, suelen negarlo, aunque lo sientan.-
    Recuerdo, también, que, durante mi adolescencia estaba de moda entre los pibes de mi grupo, y algunos otros también, "levantarse" "maricones" (homosexuales) para sacarles plata.- Traté, para no ser menos, de hacer lo mismo en dos oportunidades, pero no pude, aunque me platié alguna que otra vez el tema de asumir el papel de mujer, y llegué a la conclución que, por el momento, en la práctica no es para mi.- Mañana quién sabe,no?
    Besos
    Eduardo

    ResponderEliminar
  18. recoge tu premio está en blog !!!un beso

    ResponderEliminar
  19. ¿Y que pasa con las personas que tienen etapas? ¿Donde encajaríamos a alguien que en distintos momentos de su vida ha amado mujeres, en otros hombres y en la soledad aprovecho el intervalo para poner en practica fantasías varias? Si solo hablamos de sexo la escala me parece perfecta pero cuando hablamos de amor... ¿que importancia tiene el cuerpo que envuelve el ser de quien te enamoras?
    Uffff la intención no es ser polémica jajaja
    pero realmente me encantaría saber que rotulo se le pondría a esa persona.

    Besos y mas besos desde una huerfana del cero al seis jajajaja

    ResponderEliminar

Me acarician...